Regresar
2009.13

Mantenimiento

EGS, dentro de su gama de servicios, proporciona mantenimiento a pozos profundos, cuando los pozos tienen una edad de construcción de más de 5 años, en la mayoría de las ocasiones sus gastos de agua disminuyen, debido a que las ranuras en la tuberia de ademe se cierran por incrustación de minerales.

Por ello es  recomendable  realizar un mantenimiento periódico al pozo cada 6 meses o por lo menos 1 vez al año.

El mantenimiento de un pozo consiste en:

  • Extraer el equipo de bombeo, realizar un videograbación al pozo con la finalidad de observar las paredes de la tubería y su estado.
  • Una vez que se observó el interior del pozo, se procede a cepillarlo, pistonearlo y a su desazolve, con la finalidad de limpiar las ranuras del pozo y que el agua fluya nuevamente a través de ellas.
  • En ocasiones es importante realizar un nuevo aforo y definir si el gasto disminuyó debido a una sobreexplotación y abatimiento de los niveles. Por todo esto se requerirá un cambio del motor, bomba y columna de bombeo en el pozo.